facebook twitter youtube

📣 SIN INTERNET NI COMPUTADORAS NO HAY EDUCACIÓN A DISTANCIA

/ ❗ PEDIDO JUDICIAL HISTÓRICO para que se reconozca el acceso a internet como un Derecho Humano. 📣 SIN INTERNET NI COMPUTADORAS NO HAY EDUCACIÓN A DISTANCIA. Por eso presentamos una DEMANDA JUDICIAL solicitando a la JUSTICIA que ordene al GCBA: ✅ a. Reconocer el Derecho Humano al Acceso a Internet y garantizar la conectividad digital a quien no pueda pagarla. ✅ b. Garantizar internet y una computadora a cada estudiante de establecimientos educativos estatales que lo necesite. ✅ c. Garantizar una computadora para cada adulto mayor que no pueda costearla.

❗ PEDIDO JUDICIAL HISTÓRICO para que se reconozca el acceso a Internet como un Derecho Humano.

 

📣 SIN INTERNET NI COMPUTADORAS NO HAY EDUCACIÓN A DISTANCIA

 
Por eso hoy presentamos una DEMANDA JUDICIAL solicitando a la JUSTICIA que ordene al GCBA:
 
✅ a. Reconocer el Derecho Humano al Acceso a Internet y garantizar la conectividad digital a quien no pueda pagarla.
✅ b. Garantizar internet y una computadora a cada estudiante de establecimientos educativos estatales que lo necesite.
✅ c. Garantizar una computadora para cada adulto mayor que no pueda costearla.
 
▶️El Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), ▶️la Cátedra de Ingeniería Comunitaria (CLIC), ▶️el IPYPP y ▶️ el Frente Salvador Herrera, presentamos una acción de AMPARO COLECTIVO solicitando a la Justicia 📌 que adopte medidas para garantizar el derecho a la educación de los estudiantes de establecimientos públicos en el contexto de educación a distancia por suspensión de las clases presenciales y 📌 la universalización del acceso a internet para disminuir la brecha digital ante la continuidad del aislamiento social obligatorio. 
 
📋 Aquí el ESCRITO DE LA DEMANDA del Expte. N° 4012-2020/0 caratulado “ARMANDO, FRANCO DAMIAN Y OTROS SOBRE AMPARO - EDUCACION-OTROS”:
 
👉 “La irrupción de la pandemia de coronavirus trajo aparejadas una serie de nuevas e inesperadas circunstancias que pusieron de manifiesto y profundizaron las desigualdades a nivel digital. Por ello, es imprescindible que en este marco se garantice el acceso a internet a todos los habitantes de la Ciudad que lo soliciten y esencialmente se otorgue acceso a internet y computadora al estudiantado porteño”, aseguró Jonatan Baldiviezo del Observatorio del Derecho a la Ciudad. 
 
👉 “Actualmente se puede afirmar que el acceso a internet es un derecho fundamental para los seres humanos, no sólo por razones ociosas o de consumo, sino también porque es un derecho conexo a otros, por ejemplo, el derecho a la educación, el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la igualdad de oportunidades, el derecho a la información, el derecho a participar en la vida cultural, el derecho a la salud, el derecho al pleno desarrollo de la personalidad, etc”. Expresó María Eva Koutsovitis de la CLIC/IPYPP.


01 - Escrito DEMANDA amparo internet y educación.pdf 1.45 MB







OBJETO DE LA DEMANDA Y TAMBIÉN MEDIDA CAUTELAR

 
I.1. Que por medio del presente escrito venimos a promover acción de amparo colectivo en los términos del art. 43 de la Constitución Nacional, 14 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CCABA) y Ley 2145, contra el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el OBJETO de que:
 
A. Se ordene al GCBA, en forma inmediata, garantizar el acceso gratuito a Internet mediante una conectividad adecuada y en sus viviendas,a los/as alumnos/as yestudiantes de todos los niveles y modalidades de establecimientos educativos de Gestión Estatal, de los Bachilleratos Populares denominados Unidades de Gestión Educativa Experimental (Resolución N° 669/2008 del Ministerio de Educación), de los establecimientos educativos de Gestión Privada de cuota cero, del Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo (PAEByT), y del Sistema de Educación Especial y Escuelas de Recuperación del GCBA, que no tengan acceso a internet o tengan un acceso inadecuado para su continuidad pedagógica a través de la educación a distancia o virtual. 
 
B. Se reconozca el acceso a internet como un derecho humano y, en consecuencia, se ordene al GCBA garantizar el acceso gratuito a Internet mediante una conectividad adecuada y en sus viviendas a todos los habitantes de la Ciudad de Buenos que no tengan la capacidad económica para costear su acceso a internet y el ejercicio de este derecho humano. 
 
C. Se ordene al GCBA entregar, en forma inmediata, a los/as alumnos/as y estudiantes de todos los niveles y modalidades de establecimientos educativos de Gestión Estatal, de los Bachilleratos Populares conocidos como Unidades de Gestión Educativa Experimental (Resolución N° 669/2008 del Ministerio de Educación), de los establecimientos educativos de Gestión Privada de cuota cero, del Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo (PAEByT), y del Sistema de Educación Especial y Escuelas de Recuperación del GCBA, que lo requieran, un dispositivo tecnológico adecuado (computadora o notebook) para acceder a internet y realizar las tareas correspondientes que garanticen su continuidad pedagógica a través de la educación brindada bajo modalidad virtual o a distancia. 
 
D. Se declare la nulidad absoluta y la inconstitucionalidad de los requisitos establecidos en el punto 3 del Anexo I (IF-2020-12831495-GCABA-DGED) de la Resolución N° 13/SSTES/20 de la Subsecretaría de Tecnología Educativa y Sustentabilidad de fecha 2 de mayo de 2020.
 
E. Se ordene al GCBA garantizar el acceso gratuito a Internet a la totalidad de los habitantes de los Barrios Populares inscriptos en el Registro de Barrio Populares de la Ley N° 27.453, de las villas y asentamientos reconocidos por el GCBA y de los complejos habitacionales construidos por el GCBA ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

F. Se ordene al GCBA desbloquear las computadoras entregadas por el GCBA disponiéndose que dicho desbloqueo deberá realizarse en forma remota para evitar la circulación de las/os estudiantes. 
 
G. Se ordene al GCBA establecer los mecanismos, proveer los insumos y disponer la cantidad suficiente de Centros de Soporte y Mantenimiento para garantizar que la reparación de las computadoras o notebooks y devolución al estudiante no superen los 10 días hábiles. 
 
H. Se ordene al GCBA, en cumplimiento de los principios de Independencia, Participación, Cuidados y Autorrealización de la Ley N° 81, entregar a cada adulto mayor habitante de la Ciudad que lo requiera y no tenga la capacidad económica para acceder a uno en el mercado, un dispositivo tecnológico (computadoras, netbooks, tablet); y garantizar acompañamiento y capacitación gratuita a los adultos mayores que así lo requiera para el acceso y uso de internet y el uso de los dispositivos tecnológico (computadoras, notebooks o tablets).
 
I. Se ordene crear un Registro Único en forma inmediata que reciba los requerimientos de acceso a internet, acceso a una computadora/notebook, reparación y desbloqueo de computadoras; que genere un expediente y otorgue un número de reclamo; y que permita el seguimiento continuo del requerimiento por parte del requirente. Se solicita que este Registro y las obligaciones dispuestas y derechos reconocidos en la sentencia que haga lugar a estas pretensiones sean publicitados oficialmente en los medios masivos de comunicación.
 





RESUMEN DE LA DEMANDA

 
Desde 2017 en adelante, el gobierno de la Ciudad dejó de garantizar la conectividad en los hogares a través del sistema WIMAX y se abandonó la premisa de una computadora por estudiante. Desde entonces, la entrega de netbooks para estudiantes de 1° a 3° grado, fue reemplazada por ateliers digitales que contienen entre 15 y 30 tablets que quedan en la escuela y se comparten entre varios cursos. A su vez, se dio de baja el sistema WIMAX y se lo reemplazo por una red WiFi que funciona sólo en las escuelas.
 
A su vez, los centros de reparación fueron reducidos de 17 a 5 para toda la ciudad, lo cual redundó en una acumulación de equipos fuera de juego. 
 
A pesar que desde el Gobierno de la Ciudad sostienen que la integración del sistema educativo con las nuevas tecnologías de la información y comunicación es un objetivo del Gobierno de la Ciudad, al día de hoy no están garantizadas las condiciones materiales para que esto suceda. Más del 20% de las personas que habitan en la Ciudad no utilizan computadora y/o internet según estadísticas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  
Entre 2011 y 2017 se repartieron al menos 313.484 alumnos y notebooks a casi 28 mil docentes y garantizó la provisión de internet tanto en las escuelas como en los domicilios particulares de los estudiantes.
 
A partir de 2017 se dejó de entregar notebooks a los alumnos cambiándose el sistema por carros con tablets y teclados.
 
Se dejó de garantizar la conectividad en los hogares y se abandonó la premisa de una computadora por estudiante. Desde entonces, la entrega de netbooks para estudiantes de 1° a 3° grado, fue reemplazada por ateliers digitales que contienen entre 15 y 30 tablets que quedan en la escuela y se comparten entre varios cursos. A su vez, se dio de baja el sistema WIMAX y se lo reemplazo por una red WiFi que funciona sólo en las escuelas.
 
Betina Fratta en su artículo “La Deuda Digital en Educación[1]”, expresa que: 
 
“Desde hace unos años, cuatro o cinco, en concordancia con el vaciamiento del Programa Conectar Igualdad de alcance nacional, en la Ciudad de Buenos Aires asistimos a un severo recorte en tecnología educativa, oportunamente denunciado. Desde el inicio, hace unos 10 años, el Plan Sarmiento entregaba una netbook por alumnx en primaria, se cubría con conectividad wimax la casi totalidad de la ciudad llegando a las casas de nuestrxs alumnxs y se cubría la ciudad con más de 17 centros de reparación, mientras tanto, las escuelas secundarias y terciarias de CABA eran cubiertas y abastecidas por Conectar Igualdad.
Pero pasaron cosas y el Plan Sarmiento cambió de fase (graciosamente llamada fase 2). A partir de 2015 lxs alumnxs de 1ro. a 3er. grado dejaron de recibir su netbook, y estos equipos se reemplazaron por tablets comunitarias de uso alterno dentro de las escuelas, que no pueden ser llevadas a sus casas. La conectividad wimax que llegaba a los barrios más pobres, fue reemplazada por una conectividad más concentrada y limitada a los edificios escolares. Los centros de reparación fueron reducidos a cinco para toda la ciudad, lo cual redundó en una acumulación de equipos fuera de juego.
 
 
En el Informe de Monitoreo 2017 del Plan Sarmiento Buenos Aires, en la página 22/23, se expresaba: 
“El componente de infraestructura tecnológica supone la base material del Plan Sarmiento, de allí deriva su importancia y la necesidad de contar con un equipamiento adecuado y conexión a internet.
 
La irrupción de la pandemia de coronavirus trajo aparejadas una serie de nuevas e inesperadas circunstancias que pusieron de manifiesto y profundizaron estas desigualdades a nivel digital y el desfinanciamiento educativo del GCBA. 
 
El aislamiento social obligatorio y suspensión de clases impuso la necesidad de modificar las prácticas educativas. La continuidad pedagógica supone, en consecuencia, el acceso a una variedad de bienes y servicios tecnológicos a los que no toda la sociedad tiene acceso. Ello, que es una realidad que estaba presente desde antes de esta situación extraordinaria, quedó duramente develada. 
 
En este contexto, es importante tomar conocimiento fehaciente de cuál es la profundidad de las carencias que implican que muchos alumnos y alumnas se vean privados de tener acceso al derecho básico de la educación. Es un deber del estado garantizarlo, por lo tanto, debemos tomar conocimiento de las circunstancias en las que se está desarrollando el proceso para tomar, en relación con ello, las medidas adecuadas para superar los obstáculos que impiden el cumplimiento del mandato constitucional.
 
Los y las docentes de las instituciones educativas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires han tenido que realizar una adaptación pedagógica de los contenidos curriculares para garantizar la continuidad escolar implementando la modalidad a distancia, utilizando diversos dispositivos y herramientas tecnológicas para dicho fin. Sin embargo, las realidades de muchos niños, niñas y adolescentes en edad escolar, que se ven afectados por esta nueva modalidad, distan de ser las más óptimas debido a la falta de conectividad y acceso a dispositivos tecnológicos. Muchas familias tienen poco o nulo acceso a las diversas formas de conexión que existen hoy en día (redes inalámbricas y móviles, etc) tanto porque las redes de cobertura son insuficientes o porque las familias carecen de la capacidad económica para sustentarlas. 
 
Para garantizar el proceso educativo durante el tiempo en el cual se extienda la suspensión de clases en el marco de la pandemia COVID-19, resulta necesario que el Gobierno de la Ciudad celebre acuerdos con las empresas que brinden servicios de telefonía móvil y/o telecomunicaciones a fin de garantizar la libre navegación tanto para docentes como para  estudiantes, para todas las plataformas, blogs, sistemas de mensajería  y cualquier otra herramienta que el Ministerio de Educación e Innovación haya relevado que estén utilizando actualmente los y las docentes de las escuelas para permitir la continuidad escolar. 
 
Recientemente Autoridades del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), junto al titular del Ministerio de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, confirmaron el compromiso asumido por empresas prestadoras de servicios de telefonía e internet para garantizar el libre acceso de los y las estudiantes al Portal “Seguimos Educando” así como a las plataformas educativas de las 57 universidades nacionales.
 
A pesar que desde el Gobierno de la Ciudad sostienen que  la integración del sistema educativo con las nuevas tecnologías de la información y comunicación es un objetivo del Gobierno de la Ciudad, al día de hoy no están  garantizadas las condiciones materiales para que esto suceda. Más del 20% de las personas que habitan en la Ciudad no utilizan computadora y/o internet según estadísticas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
 
Es imprescindible que se realice en este marco la entrega de dispositivos tecnológicos. Incluso, en algunos casos, los y las estudiantes que recibieron netbooks en el marco del Plan Sarmiento o del Programa Conectar Igualdad han encontrado dificultades para su uso debido a que en las mismas se encuentran bloqueadas. Teniendo en cuenta que las netbooks se constituyen como una herramienta fundamental para garantizar la continuidad pedagógica, resulta de suma importancia que, durante el tiempo que se prolongue la suspensión de clases, se faciliten los medios que permitan su desbloqueo.