facebook twitter youtube

ūüĒ• NO APRENDIMOS NADA: 13 mega emprendimientos inmobiliarios, la prioridad del gobierno de Rodr√≠guez Larreta

/ Por Ing. María Eva Koutsovitis (CLIC-IPYPP) y Jonatan Baldiviezo (ODC)

En los primeros meses de pandemia en la Ciudad de Buenos Aires los sectores m√°s afectados fueron los geri√°tricos y las villas (los llamados Barrios Populares por Ley 27.453). Estos √ļltimos territorios sufrieron un incremento exponencial de casos positivos de Covid-19 que correspondieron a semanas de carencia de acceso al agua potable.

En el Barrio Carlos Mugica (ex Villa 31-31bis), el 21 de abril se confirmó el primer contagio. Dos días después y durante 15 días se generalizó en el barrio la falta de agua potable multiplicándose los contagios. Al cabo de dos semanas, la cantidad de contagios se había multiplicado cuatro veces, y a los 30 días, tres veces más.

En el Barrio 21-24, desde principio de mayo, el suministro de agua potable se interrumpió en distintos sectores, generalizándose la falta de abastecimiento en Caacupé, Pavimento Alegre, Loma Alegre y Tierra Amarilla a partir del 25 de mayo. El 27 y luego de 48 horas de servicio interrumpido en la mayoría de los sectores del barrio, la red de Mujeres y Disidencias de la Villa 21-24 y Zavaleta realizó una importante movilización exigiendo agua potable para afrontar la pandemia. Después de dos semanas, la cantidad de contagios se multiplicó aproximadamente dos veces, y a los 30 días más de dos veces.

En ambos casos, los contagios luego descendieron a los valores iniciales, corroborando la correlaci√≥n entre la falta de acceso al agua potable y el incremento de contagios. La¬†Encuesta de Seroprevalencia¬†realizada por el propio GCBA determin√≥ que el 42% de la poblaci√≥n de los Barrios Populares se hab√≠a contagiado frente al 7,4% del resto de la poblaci√≥n porte√Īa.

La pandemia visibilizó la profunda desigualdad en términos de acceso a la infraestructura de agua potable y saneamiento cloacal en nuestra región. Las tasas de contagios se multiplicaron varias veces en los centros urbanos donde los servicios sanitarios son informales y las condiciones de hacinamiento elevadas.

En estos √ļltimos 13 a√Īos, ninguna vivienda de los macizos hist√≥ricos de estos barrios en la ciudad fue conectada formalmente a los servicios p√ļblicos sanitarios.

En pandemia, el GCBA avanza con mega obras de infraestructura para la especulación inmobiliaria.

La audiencia p√ļblica que debate la¬†venta de un sector de la costanera norte¬†(espec√≠ficamente el predio de Costa Salguero) y la autorizaci√≥n para construir en ese lugar una muralla de torres comenz√≥ el 27 de noviembre de 2020 y continuar√° hasta el mi√©rcoles 27 de enero. Se inscribieron m√°s de 7.000 personas y en los 26 d√≠as de audiencia transcurridos el 97% de las ciudadanas y ciudadanos que expusieron se manifestaron en contra del proyecto de venta y cementaci√≥n del borde costero presentado por el Jefe de Gobierno.

En pleno desarrollo de esta audiencia p√ļblica, el 4 de diciembre pasado, el GCBA firm√≥ con la concesionaria del servicio p√ļblico de agua y saneamiento (AYSA S.A.) un convenio de colaboraci√≥n t√©cnica para la elaboraci√≥n y ejecuci√≥n del proyecto del Aliviador Colector Cloacal Baja Costanera (CBC), dando un paso m√°s hacia la¬†consolidaci√≥n de la ciudad ribere√Īa. Hablamos del entorno ribere√Īo que est√° siendo apropiado por los sectores pol√≠ticos y econ√≥micos para consolidar la expansi√≥n del modelo de urbanizaci√≥n de Puerto Madero hacia el norte y el sur de la ciudad.

El GCBA advirti√≥ que, para concretar su ciudad ribere√Īa destinada al sector de la poblaci√≥n de mayores ingresos, la actual infraestructura del sistema de desag√ľes resulta insuficiente para recolectar y evacuar los efluentes cloacales de los nuevos emprendimientos urbanos planificados en la zona costanera. A partir de esta necesidad decidi√≥ avanzar con la obra del Colector transfiri√©ndole al conjunto de la ciudadan√≠a porte√Īa todos los costos del proyecto y de la ejecuci√≥n de la obra (160 millones de d√≥lares).

Este Colector consta de dos tramos. El Tramo I se desarrollaría desde Vicente López (calle Borges) hasta la Av. Sarmiento y Autopista Illia, y a partir de allí y hasta la Dock Sud, el Tramo II. 

¬ŅCu√°les son los nuevos mega proyectos inmobiliarios que necesitan esta infraestructura?

En el documento de los¬†t√©rminos de referencia para la consultor√≠a¬†de ‚ÄúElaboraci√≥n de la Ingenier√≠a del Colector Baja Costanera‚ÄĚ, el propio GCBA los enumera: Cavia, Costa Salguero, Punta Carrasco, Areneras, Frente Retiro entre Callao y Ramos Mej√≠a, Antepuerto y Distrito Puerto, D√°rsena Norte, Catalinas II, Catalinas Sur, Dique Cero, Puerto Sur (Isla Demarchi) y Solares de Santa Mar√≠a.

Desde el GCBA se defiende la prioridad de la construcci√≥n de este Colector para abastecer al Barrio Carlos Mugica. Pero este documento revela que los intereses genuinos est√°n abocados a brindar infraestructura a estos 13 mega emprendimientos, la mayor√≠a en tierras p√ļblicas privatizadas o en curso de pasar a manos privadas.

El negocio del cemento, el desarrollo urbano entendido como el aumento del valor del suelo y la sobreexplotaci√≥n inmobiliaria rent√≠stica de predios p√ļblicos explican esta irracionalidad urban√≠stica que soslaya la crisis habitacional, ambiental y econ√≥mica de la ciudad. ¬ŅO creer√°n, llevando la teor√≠a del derrame a l√≠mites exorbitantes, que podr√°n persuadir a la poblaci√≥n de que la soluci√≥n a estas crisis es focalizar la inversi√≥n p√ļblica, la planificaci√≥n y la normativa urban√≠stica hacia la construcci√≥n de estos emprendimientos inmobiliarios suntuosos accesibles apenas para el 5% de la poblaci√≥n?

El 10 de noviembre de 2016 el Banco Internacional de Reconstrucci√≥n y Fomento y el GCBA firmaron el¬†Convenio de Pr√©stamo BIRF N¬į 8628-AR¬†por un monto de hasta 200 millones de d√≥lares para el financiamiento del ‚ÄúProyecto de Apoyo a la Gesti√≥n del Riesgo de Inundaciones en la Ciudad de Buenos Aires‚ÄĚ aprobado por¬†Resoluci√≥n N¬ļ 2541/MHGC/16¬†y autorizada la toma de deuda por Ley 4352.

Este proyecto tuvo como objetivo originario fortalecer la capacidad de la ciudad para gestionar de manera eficiente los riesgos de inundaciones y mejorar los sistemas de drenaje de las cuencas de los arroyos Cilda√Īez, Maldonado y Vega. Sin duda, una pol√≠tica m√°s eficiente para gestionar el riesgo de inundaciones es recuperar la totalidad del borde costero. Ahora, el GCBA decidi√≥ utilizar parte de este financiamiento para costear la consultor√≠a de elaboraci√≥n del proyecto licitatorio para el Tramo II y del anteproyecto del Tramo I. La¬†licitaci√≥n de esta consultor√≠a¬†se encuentra en marcha y se encuentra en la¬†etapa de preselecci√≥n. Otra¬†licitaci√≥n p√ļblica¬†para la elaboraci√≥n del¬†informe de impacto ambiental¬†y social del colector se encuentra m√°s avanzada. El 17 de diciembre, la¬†empresa Serman y Asociados S.A. result√≥ adjudicataria¬†por un monto de 24 millones de pesos.

Uno de los argumentos para vender parte de la Costanera y concesionar el resto es la falta de presupuesto de la ciudad para transformar la totalidad del entorno ribere√Īo en un parque p√ļblico como exige la Constituci√≥n. Esta postura econ√≥mica falaz se desvanece cuando observamos que, por ejemplo:

  • El GCBA gast√≥ m√°s de 1.500 millones de pesos en construir el edificio del Tiro Federal y en equiparlo, adem√°s de otorgar por 75 a√Īos de forma gratuita 13 hect√°reas de la costanera a dicha Asociaci√≥n.
  • En el Plan Plurianual de Inversiones figura que se destinar√° para¬†Infraestructura en Costa Salguero¬†un total de 4.800 millones de pesos a ser ejecutado entre 2021 (1.715 millones) y 2022 (3.085 millones) y m√°s de 812 millones para el proyecto ejecutivo del colector, para su estudio de impacto ambiental y su inspecci√≥n t√©cnica durante la construcci√≥n.

Este plan urbano para el entorno ribere√Īo no tuvo ninguna discusi√≥n democr√°tica. Mientras tanto, la ciudadan√≠a es convocada a discutir la actualizaci√≥n del Plan Urbano Ambiental (PUA) cuando las decisiones reales con relaci√≥n a la planificaci√≥n son tomadas por un grupo selecto de desarrolladoras inmobiliarias.

Papelitos, notas digitales y espacios virtuales para la ciudadan√≠a en las reuniones convocadas por el GCBA son los actuales espejitos de colores. Mientras tanto, al¬†Real Estate¬†se le garantizan negocios multimillonarios con la tierra, la normativa y la infraestructura aportadas por el conjunto de la comunidad porte√Īa. Este es el rostro descarnado de lo que nos venden como meritocracia empresarial inmobiliaria y buena gesti√≥n.