ūüć∑ La Ciudadan√≠a va a la Justicia contra el Distrito del Vino

La Asamblea de ‚ÄúResidentes del Distrito del Vino‚ÄĚ conjuntamente con ‚ÄúEl Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos‚ÄĚ presentaron una acci√≥n de amparo ambiental solicitando que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la Ley N¬į 6447 que cre√≥ el Distrito del Vino.

Planeamiento urbano y espacio p√ļblico

La Asamblea de ‚ÄúResidentes del Distrito del Vino‚ÄĚ conjuntamente con ‚ÄúEl Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos‚ÄĚ presentaron una acci√≥n de amparo ambiental solicitando que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la Ley N¬į 6447 que cre√≥ el Distrito del Vino.

El amparo formalmente fue presentado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad en representación de cientos de habitantes que apoyaron la demanda.

La causa fue caratulada como ‚ÄúAsociaci√≥n Civil Observatorio del Derecho a la Ciudad Y OTROS CONTRA GCBA SOBRE AMPARO ‚Äď AMBIENTAL‚ÄĚ, Expte. N¬į 63372-2022/0. Qued√≥ radicada en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N¬į 13 a cargo del Juez Guillermo Mart√≠n Scheibler.

En el Objeto de la demanda se solicit√≥ que ‚Äú(s)e declare la inconstitucionalidad y nulidad de la Ley N¬į 6447 que cre√≥ el Distrito del Vino y dem√°s normativa dictada en consecuencia, porque no se cumpli√≥ con la convocatoria y realizaci√≥n de la audiencia p√ļblica obligatoria que dispone el art. 63 de la CCABA, no se cumpli√≥ con el procedimiento de doble lectura que establecen los arts. 89 y 90 de la Constituci√≥n de la Ciudad, y por violar los derechos que surgen de la Democracia Participativa Ambiental, en particular el derecho de todo habitante de la ciudad a participar en la toma de decisiones de pol√≠ticas de planificaci√≥n y ambientales en el marco de las instancias participativas obligatorias dispuestas en la Constituci√≥n de la Ciudad y el Plan Urbano Ambiental (Opini√≥n Consultiva N¬į OC-23/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; arts. 3, 5, 6 y 7 del Acuerdo de Escaz√ļ; art. 1, 11, 12, 26, 27, 30, 63, 89, 90 y 104, incisos 27 y 29 de la Constituci√≥n de la Ciudad; Ley N¬į 6; y arts. 4, 19, 20 y 21 de la Ley N¬į 25.675)‚ÄĚ.

Los distritos son sectores de la ciudad, donde por ley, las empresas que se instalen de determinados rubros o actividad adquieren el derecho a beneficios fiscales e incentivos crediticios como, por ejemplo: Exenciones a impuestos como Ingresos Brutos, Impuesto a los sellos, Impuesto Inmobiliario y Tasa Retributiva de los Servicios de Alumbrado, Barrio, Limpieza, etc.; Créditos fiscales transferibles; computar porcentajes del monto invertido como pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos por las actividades que desarrollen en toda la ciudad;

As√≠, desde el a√Īo 2008 fue aprobando distintos distritos:

Distrito Tecnol√≥gico:¬† Ley N¬į 2972 modificada por Ley N¬į 5927, N¬į 6136 y N¬į 6392.

Distrito de las Artes: Ley N¬į 4353 modificada por Ley N¬į 6136.

Distrito Audiovisual: Ley N¬į 3876 modificada por Ley N¬į 6136.

Distrito del Dise√Īo: Ley N¬į 4761 modificada por Ley N¬į 6136 y N¬į 6391.

Distrito del Deporte: Ley N¬į 5235 modificada por Ley N¬į 6136.

Distrito del Vino: Ley N¬į 6447.

Distrito Audiovisual y de las Artes: Ley N¬į 6390.

 

El 11 de noviembre de 2020, se present√≥ el proyecto de Ley N¬į 2707-D-2020 en la Legislatura porte√Īa. Con posterioridad se agreg√≥ el Expediente N¬į 1980-D-2021, presentado el 11 de agosto de 2021. Este proyecto fue sancionado por la Legislatura, en una √ļnica lectura, el 2 de septiembre de 2021, dando origen a la Ley N 6447, de creaci√≥n del Distrito del Vino.

La Ley N¬į 6447 dispone que: ‚ÄúSon sujetos beneficiarios de las pol√≠ticas de fomento previstas por la presente Ley, las personas humanas, las personas jur√≠dicas y uniones transitorias de empresas que realicen desarrollos de espacios dentro del Distrito los cuales sean destinados exclusivamente a la realizaci√≥n de actividades relacionadas a la industria vitivin√≠cola, siendo de:

a. Distribución de vinos;

b. Bodegas, vinotecas y cavas;

c. Museos y exposiciones relacionadas al vino;

d. Centros de ense√Īanza, formaci√≥n y capacitaci√≥n sobre el vino;

e. Administración de empresas vitivinícolas;

f. Comercializaci√≥n mayorista y minorista de vino.‚ÄĚ

 

La Ley establece un régimen de beneficios:

Artículo 10.- Los beneficiarios inscriptos al Registro podrán computar como pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos un porcentaje del monto invertido en un proyecto de desarrollo de espacios dentro del Distrito, respecto de la totalidad de las actividades económicas que desarrollen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, conforme a su ingreso y de acuerdo a la siguiente tabla:

Proyecto de desarrollo           Porcentaje de la inversión

1¬ļ al 15¬ļ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 70%

16¬ļ en adelante¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 50%

Jonatan Baldiviezo, fundador del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) y de ‚ÄúEl Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos‚ÄĚ, letrado patrocinante de la causa judicial, expres√≥: ‚ÄúEl Distrito del Vino es un eufemismo para denominar un mecanismo mediante el cual la Ciudad le devuelve entre el 50% y el 75% de su inversi√≥n a aquellos empresarios/as que inviertan en la instalaci√≥n de explotaciones comerciales relacionadas con el vino, a trav√©s de cr√©ditos impositivos. La poblaci√≥n porte√Īa pr√°cticamente le regala estos recursos a privados. Adem√°s, la ley est√° redactada de tal modo que no beneficiar√° a pymes sino a grandes empresas que no tendr√≠an prioridad en recibir apoyo estatal en esta crisis econ√≥mica. Otro mecanismo de transferencia de recursos p√ļblicos a manos privadas. Esta ley es inconstitucional porque no se realiz√≥ ninguna de las instancias de participaci√≥n ciudadana obligatorias que exige la Constituci√≥n de la Ciudad. Los negocios suelen aniquilar la democracia participativa ambiental. Recordemos que el GCBA decidi√≥ destinar el Palacio Ceci para que sea explotado por privados en el marco del Distrito del Vino. Esta decisi√≥n, que mereci√≥ tener un debate democr√°tico con la comunidad educativa, fue adoptada de forma oculta a la sociedad.‚ÄĚ.

La Ing. Mar√≠a Eva Koutsovitis, investigadora del Instituto de Pensamiento y Pol√≠ticas P√ļblicas (IPYPP) y coordinadora de la C√°tedra de Ingenier√≠a Comunitaria (CLIC), manifest√≥: ‚ÄúEl sector de la Ciudad alcanzado por el Distrito del Vino corresponde a barrios residenciales de casas bajas. El GCBA en los √ļltimos a√Īos ha adoptado decisiones de pol√≠tica urbana para modificar la identidad de estos barrios (Villa Devoto ‚Äď Villa del Parque - Paternal). Con la sanci√≥n del C√≥digo Urban√≠stico en el 2018, increment√≥ exorbitantemente la capacidad constructiva y liber√≥ la zona a nuevos usos sin considerar la compatibilidad o equilibrio con la vida residencial. El Distrito del Vino es una etapa m√°s en esta direcci√≥n, ya que es el marco a trav√©s del cual el GCBA impulsar√° el financiamiento para la renovaci√≥n urbana e inmobiliaria habilitada por el C√≥digo Urban√≠stico. La transformaci√≥n que est√°n sufriendo estos barrios se realiza sin consideraci√≥n de la calidad de vida y ambiental de sus habitantes, y sin que se haya cumplido las instancias de participaci√≥n obligatorias que exige la Constituci√≥n, en especial, con relaci√≥n al Distrito del Vino. Tampoco se realiz√≥ ninguna evaluaci√≥n de impacto ambiental acumulativa y estrat√©gica frente a los grandes cambios autorizados por estas nuevas leyes urban√≠sticas y fiscales. Un barricidio en aras de la especulaci√≥n inmobiliaria y los negocios comerciales con dinero p√ļblico.‚ÄĚ.

¬†Por su parte los residentes del Distrito del Vino -que prefieren no hablar con nombres propios debido a que temen verse "criminalizados" por protestar, al igual que sucedi√≥ recientemente a algunos ciudadanos por animarse a levantar la voz por lo que est√° sufriendo la comunidad sordomuda que la est√°n despojando del Palacio Ceci - manifestaron: "nos enteramos por los medios de comunicaci√≥n nacionales que esta ley estaba a punto de ser sancionada en la legislatura. Los mismos medios expon√≠an que la ley hab√≠a sido debatida con las `20 bodegas m√°s importantes del pa√≠s¬ī, con `5 de las principales provincias vitivin√≠colas¬ī, con una `c√°mara de comerciantes local pero deliberadamente omitieron consultar a trav√©s de los institutos que impone nuestra democracia participativa y representativa que rige seg√ļn la Constituci√≥n de la Ciudad con quienes ser√≠amos los principales impactados por esta ley: los residentes de la Comuna 11. As√≠, nuestros representantes locales no tuvieron lugar en esa mesa de consulta siendo que es una facultad concurrente de la comuna, tampoco se inform√≥ y pidi√≥ opini√≥n al Consejo Consultivo Comunal, instituci√≥n que emiti√≥ un duro documento que qued√≥ incorporado a la solicitud de medida cautelar. Y mucho menos se realiz√≥ la Audiencia P√ļblica que hubiera servido primero para anoticiar al pueblo de la comuna de la pol√≠tica que se pensaba implementar a partir de la creaci√≥n del nuevo distrito y despu√©s darle el debido lugar y espacio dentro de la democracia participativa para que el pueblo exprese su opini√≥n respecto al proyecto de ley que se estaba por sancionar.¬†Hoy¬† los barrios, debido a la falta de planificaci√≥n, ausencia de un Estudio de Impacto Ambiental estrat√©gico, sumado a la labilidad del C√≥digo Urban√≠stico que est√° impulsando la renovaci√≥n inmobiliaria con la consecuente p√©rdida de identidad, de fisonom√≠a e idisioncracia de los barrios, est√°n ocasionando serios problemas para la circulaci√≥n vehicular, falta de espacios para estacionar, dificultades para acceder a la guardia del hospital Zubizarreta en casos de urgencia (√ļnico nosocomio en la comuna 11), aumento de la inseguridad, agotamiento y colapso en los servicios p√ļblicos, fundamentalmente en los suministros el√©ctricos, de agua corriente y cloacas; uso y abuso del espacio p√ļblico por parte de ciertas empresas; falta de higiene urbana y sustantivo aumento de roedores; avance sobre los bienes de dominio p√ļblico y las consecuencias del consumo indebido de bebidas et√≠licas sin los necesarios controles de alcoholemia.¬†Todo lo que expresamos no hace m√°s que vulnerar nuestros derechos y es por ello es que nos vimos en la obligaci√≥n y en la necesidad de presentarnos ante la justicia para solicitar este amparo."

Contactos:

Jonatan Baldiviezo: +54 9 11 3266 7008

María Eva Koutsovitis: +54 9 11 3770-3727

ūüď£ Sumate a ‚ÄúEl Movimiento: la Ciudad Somos Quienes la Habitamos‚ÄĚ para defender la ciudad ūüĎČ: https://forms.gle/dsWgGKi7XsvHUgHQA

Seguinos para recibir nuestros informes:

ūüďĪ Whatsapp: https://chat.whatsapp.com/I9TeK7JSedd9QLt3r0pIdT 15

DEMANDA PRESENTADA