Búsqueda
Recibir novedades
Celular
CAMPAÑA POR UNA CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD - Inscripción y Adhesión


SUMATE a la CAMPAÑA por una CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD

 1 - Para Adhesión a la Campaña y participar de sus actividades aquí

 2 - Para enviar propuestas para la Carta del Derecho a la Ciudad aquí

 3 - Para conocer más sobre qué es el paradigma del Derecho a la ciudad aquí


Contacto: cartaderechoalaciudad@gmail.com


¿POR QUÉ IMPULSAR UNA CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD?

 Bajo el lema de actualizar las normas de planificación, el GCBA pretende favorecer intereses económicos en detrimento de los derechos y la calidad de vida de los porteños.

 Asambleas, movimientos villeros, organizaciones sociales, cátedras universitarias, referentes sociales, intelectuales y artistas convocamos a una CAMPAÑA para impulsar la aprobación de una CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. 

LA CIUDAD QUE HOY SE CONSTRUYE NO ES PARA TODOS: 

·  La planificación está monopolizada por intereses económicos y no respeta la democracia participativa ni las comunas.

·  Se gobierna para favorecer los negocios inmobiliarios especulativos y no para atender la crisis ambiental y habitacional.

·  Crece la desigualdad y fragmentación como consecuencia de la privatización y la mercantilización de la vida urbana.

· La sobreconstrucción y las grandes torres colapsan los servicios públicos, destruyen la identidad de los barrios, y la diversidad cultural y patrimonial.

·  La venta de inmuebles públicos genera su descapitalización y se pierde la oportunidad de disponerlos con fines sociales y ambientales.

· La concentración de la tierra en pocas manos agudiza la crisis de vivienda (inquilinos en espacios cada vez más caros y más chicos) y genera miles de viviendas vacías.

·  Se expulsa a la gente de menores ingresos de sus barrios aumentando  la población y las condiciones de precariedad de las villas, hoteles, pensiones e inquilinatos.

 ¿QUIEN DECIDE SOBRE LA CIUDAD? 

En la ciudad deciden los grandes inversores y el mercado inmobiliario que la ponen al servicio de sus intereses especulaivos. La inversión pública, que es producto de nuestro esfuerzo, está siendo apropiada por grandes empresarios. Debemos ejercer nuestro derecho constitucional a la Democracia Participativa y a la participación para poder alcanzar la CIUDAD QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS. 

TENEMOS UNA OPORTUNIDAD PARA TENER REALMENTE UNA CIUDAD PARA TODOS 

En los próximos meses se debatirán las leyes que regulan la planificación de la ciudad, de esas normas depende nuestra calidad de vida. El GCBA ya comenzó a elaborar los textos de estas futuras leyes sin consideración de los reclamos y propuestas de la ciudadanía. Para simular participación ciudadana, el GCBA acaba de crear un Foro de Desarrollo Urbano. La experiencia nos ha enseñado que este ámbito participativo será meramente formal y servirá para subsanar las ilegalidades cometidas por los desarrolladores inmobiliarios en los últimos años en detrimento de la calidad de vida de los porteños. Debemos reclamar espacios de participación reales, respetando las comunas, para impulsar una CIUDAD PARA TODOS. 

CAMPAÑA POR UNA CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD 

Nos autoconvocamos y organizamos para impulsar que el paradigma del DERECHO A LA CIUDAD, con sus principios y derechos, sea el que estructure y guíe estos debates. 

INVITAMOS a encontrarnos en esta campaña para que en forma colectiva pensemos y elaboremos una CARTA DEL DERECHO A LA CIUDAD, que sea aprobada como ley a fin de que sus lineamientos den forma al contenido de los futuros instrumentos normativos de planificación. 

El Derecho a la Ciudad propone, entre otros tantos principios, los siguientes: 

1) Un ejercicio pleno de los derechos humanos que destaque su carácter colectivo e impulse la consolidación de nuevos derechos urbanos que surjan de la relación de las personas con su territorio, el espacio y su hábitat.

2) La democratización de las ciudades garantizando la participación en la toma de decisiones de la planificación y del gobierno. La democratización de los recursos y bienes comunes que ofrece, de las de cargas y beneficios que genera, de la posesión del suelo y del uso de los espacios urbanos.

3)  Entender las ciudades como un Bien Común:

 

· Con el cumplimiento de su función social, ambiental y ecológica, con prevalencia de lo público sobre lo privado y de lo colectivo sobre lo individual.

· Ambientalmente sustentables, que garanticen un equilibrio entre el campo y la ciudad.

· Con una planificación hacia la integración socio-urbana y la igualdad urbana con el objetivo de alcanzar ciudades: integradas, conectadas, incluyentes y equitativas.

·Evitando su descapitalización, la concentración de la tierra urbana en pocas manos, y los procesos de gentrificación.

· Que promuevan una economía urbana caracterizada por la desmercantilización de las ciudades y el fortalecimiento de una economía social, solidaria y de pequeña escala.

·  Orientada a una cultura urbana colaborativa, horizontal, solidaria y descolonizada que genere ciudades diversas y mixtas.

 

 






ETIQUETAS