Búsqueda
Recibir novedades
Celular
INUNDACIONES EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Cuando la desidia no tiene fin


15.11.14 

 

Los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires padecimos estas últimas semanas no sólo las lluvias y la sudestada, sino además la mentira, el cinismo y el abandono de los funcionarios del gobierno.

 

Con total impunidad, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), Mauricio Macri, Jefe de Gabinete del Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y la Vice Jefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, nos explicaron que la Ciudad de Buenos Aires no se inundó en las lluvias de principios de noviembre gracias a las obras ejecutadas por su gestión.

 

En primer lugar, el foco de las tormentas no se localizó en la ciudad de Buenos Aires.

 

En segundo lugar, numerosos barrios de la ciudad se inundaron y sufrieron las consecuencias durante días sin atención adecuada a su emergencia.

 

Finalmente, en tercer lugar, desde las trágicas inundaciones del 2 de abril del 2013 el GCBA no ejecutó ninguna obra relevante de infraestructura hídrica.

 

Durante este período, de manera sistemática, autoridades y funcionarios del GCBA negaron la problemática de las inundaciones y también negaron a quienes las padecen.

 

Según los informes que el mismo GCBA envió al Juzgado de 1° Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°10, Secretaría N° 20, en el marco de la causa caratulada "Carbón Mario Alberto y otros contra GCBA s/Amparo (Art. 14 CCABA)", Expte. N° 44462/0, con fecha 7 de mayo 2014, la única obra en ejecución, no finalizada aún, para la Cuenca del Arroyo Medrano es la primera etapa del cuenco amortiguador del Parque Sarmiento. Si bien el concepto de implementar sistemas temporales de almacenamiento y retención de agua de lluvia es absolutamente acertado, la ejecución incompleta de un reservorio aislado, sin un proyecto técnico que lo sustente y sin discutirlo con la comunidad, no parece razonable ni suficiente.

 

Respecto a la Cuenca del Arroyo Vega, nos encontramos en la etapa pre-licitatoria para la ejecución de un proyecto megamillonario para construir un túnel aliviador no debatido ni consensuado con los ciudadanos, impuesto de manera absolutamente arbitraria, proyectado con datos de precipitaciones no actualizadas y sin tener en cuenta, por ejemplo, el escenario conjunto de lluvias y sudestada. En la Audiencia Pública del lunes 29 de septiembre los funcionarios y profesionales encargados de la obra una vez que expusieron abandonaron el salón dejando a los vecinos hablando solos. El negocio de las grandes obras hidráulicas va en contra de las tendencias mundiales donde se buscan alternativas más naturales al entubamiento o rectificación de cauces o la contención del agua[1].   

 

En la Cuenca del Arroyo Cildáñez, las topadoras del GCBA están realizando la remoción de suelos en el Lago Aliviador Soldati, alcanzando irresponsablemente la línea de edificación de las viviendas de los vecinos de la Manzana N°10 del barrio Los Piletones, poniendo en riesgo la seguridad estructural de éstas. Durante las últimas lluvias, los barrios Los Piletones, Fátima (Villa 3), Calacita, Ramón Carrillo y Rodrigo Bueno, al igual que tantos otros del sur de la ciudad, estuvieron bajo el agua, inundados con agua contaminada. Los últimos relevamientos realizados por ingenieros y arquitectos de la UBA en el barrio Los Piletones alertan respecto al riesgo sanitario y estructural de algunos sectores del barrio linderos al Lago Aliviador.

 

Paralelamente a la falta de obras de infraestructura hidráulica, el GCBA deja al descubierto el nivel de improvisación y las prioridades de su gestión cuando, sin ningún estudio hidráulico previo, intenta ejecutar obras como el Metrobús Norte por la Av. Cabildo, el Metrobus por la Av. San Martín y el viaducto de la Av. Balbín, en zonas inundables, desoyendo las voces desesperadas de los vecinos de las Cuencas del Arroyo Medrano y Maldonado.

 

Respecto al Metrobus Norte, el único estudio hidráulico sobre la relación de la obra y las inundaciones que presentó el GCBA es una carilla sin datos técnicos. Hasta el momento la obra no cuenta con la habilitación ambiental pertinente otorgada por la Agencia de Protección Ambiental (APrA). La única reacción del Pro a las denuncias de ilegalidades en la ejecución de la obra fue utilizar ONGs de funcionarios del APrA (Asociación Civil Los Verdes) a fin de iniciar medidas preparatorias para demandar a Félix Cariboni, integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

 

Por otra parte, el GCBA no ha avanzado ni mínimamente en modificar el Código de Planeamiento Urbano y el Código de Edificación para adecuarlo a la realidad de las inundaciones. La explosión de la construcción de torres en esta última década y la pérdida de más de cien hectáreas de espacios verdes en los últimos años son un factor principal entre las causas del incremento de las inundaciones.

 

A más de 1 año y medio de la tragedia del 2 de abril y los vecinos de la ciudadcontinuamos sin Sistemas de Alerta Temprana, sin Planes de Contingencia para Inundaciones y sólo midiendo las precipitaciones con una sola Estación Meteorológica para toda la Ciudad, la ubicada en Villa Ortúzar.

 

Contacto:

 

Observatorio del Derecho a la Ciudad - Jonatan Baldiviezo: 011 15 36553465

Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (CLIC) - Matías Goyeneche: 011 15 6010 7878

Departamento de Hidráulica de la Universidad de Buenos Aires - Pro secretaría María Eva Koutsovitis: 011 15 3770 3727  

Integrante de la Asamblea de Vecinos Inundados de Saavedra - Carlos Scally: 011 15 4980 7219 

Intercuencas - Leonardo Pérez Esquivel: 011 15 6952 6612

 

 

[1] http://www.lanacion.com.ar/1741066-en-el-agua-como-ganan-los-holandeses-su-batalla-diaria-contra-las-crecidas-y-el-mayor-del-caudal-de-las-lluvias



ETIQUETAS